EKUO-Logo
EKUO-Logo

Balance de vida, un viaje al interior. Una práctica que te fortalece.

Balance de vida blog

Antes de emprender un viaje, ubicarse es el primer paso. Dónde me encuentro, a donde iré, qué debo llevar y que debo dejar en casa, porque llevarlo todo será un fardo inútil y pesado que me impedirá llegar a la meta que me he propuesto. En la jornada hacia el crecimiento personal, es igual. El primer paso es identificar tus potencialidades y tus limitaciones. Ubicarte muy claramente en tu realidad actual, de acuerdo a un pasado y proyectarte luego a los nuevos horizontes que aspiras conquistar.

Desalojar del morral interior las cargas negativas acumuladas en las vidas pasadas y en ésta. Diluir experiencias de atadura contaminadas con emociones, sentimientos y errores en el pensar, en el decir y en el hacer que han dejado sus cicatrices. Dejar la inconsciencia en el cumplimiento de la misión encomendada y en una palabra todo aquello que llamamos el Karma.

Para estar ligero, hay que iniciar con una limpieza y esto es lo que logras con el Balance de Vida. Los Balances deben hacerse periódicamente; ideal el día de tu cumpleaños, como nos lo recomienda nuestro Maestro Mer. Es limpiar y limpiar para crecer y crecer.

El Balance de Vida consta de tres partes principales. La primera es traer a la memoria los hechos del pasado y tomar conciencia de ellos, tanto de los que consideramos positivos como de los negativos. Es la base de la técnica. La segunda es colocarle toda la atención a nuestro presente. La tercera y conclusiva es la determinación de los cambios que vamos a hacer de aquí en adelante para vivir mejor.

Durante el día de Balance, varias veces se hará meditaciones que ayudan a reposar la mente para que esté más clar@ y armonios@.

El beneficio del Balance de Vida será directamente proporcional al compromiso personal en hacerlo, “a conciencia”. Mientras más amor le pongas al bienestar de tu vida futura más borrarás del pasado y más puertas abrirás para tu realización y como dice Mer, Hazlo muy bien.

LA TÉCNICA 

Duración 1 día. Es recomendable llegar al lugar elegido desde la noche anterior para que te prepares.

Primer paso: Elige un buen día, en el que te puedas desprender de todas las preocupaciones de la vida diaria, el cual dedicarás a estar contigo mismo. Escogerás un lugar campestre que posea una bella casa donde descanses y que tenga una bella vegetación. Importantísimo será que llegues al lugar en la tarde anterior, duermas muy bien y estés muy reposado al iniciar esta hermosa técnica de limpieza.

Segundo paso: Levántate a las 5.30 A.M, come frutas, camina por treinta minutos. Baña tu cuerpo, vístelo de color blanco y luego ve y elige el lugar en el campo ojala debajo de un frondoso árbol, que dedicarás para tan sagrado acto. Acompáñate de una libreta o cuaderno, lapiceros, frutas, verduras y aguas. Lleva abrigo, el cuerpo durante el retiro tiende a enfriarse, además de un buen sillón o cojines.

Tercer paso: A las 7 de la mañana iniciarás con 30 minutos de Meditación. Con ello elevarás la vibración interior y atraerás las luces del cielo que te alumbrarán la mente para hacer memoria de tu vida.

Al concluir la Meditación, toma un poco de agua. El agua predispone para entrar en los confines de la conciencia.

Cierra tus ojos y di: Mente divina, por favor trae a mi pensamiento todos los errores que he cometido en el buen viaje de esta vida. Dime, por favor, qué necesito rehacer. Muéstrame, desde que vivía como huésped en el vientre de mi madre hasta este buen día actual, qué debo corregir, en mis defectos.

Cuarto paso: Traerás el pasado. Abrirás tus ojos y muy prontamente observarás, a través de tu intuición, que te encontrarás unas reacciones que vas a escribir en el papel y vas a escribir tantos episodios y experiencias que vas a decir: ¿De dónde tengo todo esto? ¿Cómo he recordado tantos actos recónditos, que por tanto tiempo han habitado en la oscuridad de mi olvido?

Hazlo por 3 horas. En el inicio brotarán como abundantes manantiales; más adelante seguirán llegando, poco a poco. Ya verás que en algún buen momento volverás a recordar otros más y muchos más. Anota también los estados de ánimo, las emociones y los sentimientos que te acompañaron en esos momentos.

Quinto paso: Cuando termines, a eso de las 10:30 a. m., medita por media hora. Toma agua y come alguna fruta o verdura, a tu gusto.

Sexto paso: Es el momento de analizar tu presente. Te sientas de nuevo y dices: Oye, pensamiento sagrado mío. Muéstrame cómo soy yo.

Escribe entonces, cómo es tu buen presente, cómo lo habitas, cómo te tratas, cómo tratas a los seres que viven a tu buen lado, cómo te ríes, cómo lagrimean tus ojos, cómo te sonríes, cómo trabajas, cómo vive tu perseverancia, cómo está tu hermosa voluntad, el entendimiento y de la comprensión, cómo habita tu buen estado físico, tus órganos internos, tus dolencias o tus enfermedades, cómo están tus sentimientos y todo lo que llegue lo vas anotando. Dedica a ello una hora.

Cuando termines de hacerlo, cierra tus ojos, y di en tu interior: Gracias.

Séptimo paso: Justo al medio día regresa a la casa de campo y toma una sopa caliente. Luego acuéstate. Una magia muy importante va a llegar a ti y en ella vas a dormir muy profundamente. Tu buen espíritu va a estar muy feliz y le va a entregar muchas bellas por ayudas a tu buen pensamiento divino, para que él seas un poco más conciente de lo que a continuación seguirá.

Octavo paso: Luego de dormir una o dos horas, levántate y báñate con aguas frescas. Al finalizar medita por 30 minutos y dirígete de nuevo al lugar elegido

Noveno paso: Es el momento de proyectar tu futuro. Toma hojas de papel aparte de las que usaste para describir tu pasado y tú presente, y escribe: qué quieres para ti, en tu buen trabajo o empleo, en tus cambios sagrados materiales, qué quieres amar, qué quieres vivir; qué quieres cambiar en tu hogar. ¿Quieres hacerte más feliz?, ¿quieres dar por fin un hermoso abrazo?, ¿Quieres vivir estados un poco más llenos de realización? Entonces desde la Mente Divina, llegará a tu pensamiento todo lo concreto que está trazado en tu buen camino, para que el horizonte te espere y te brinde todos los premios que deseas alcanzar.

Sí escribes qué pasó y eres consciente, y escribes qué pasa y eres sagrado, esos dos estados te van a permitir saber qué va a pasar, qué te va a suceder.

Qué importante será que aproveches el momento sagrado de ese buen día para que escribas tus bellos ideales. En ellos emergerán escenas en tu pensamiento, que te dirán: Es importante ir donde mi padre a abrazarlo, es importante darle un perdón a mi hermano menor. Ve por favor y hazlo; es importante deshacer aquel contrato que te tiene tan angustiado, ve y deshazlo, para que observes que trazándole a tu buen pensamiento un estado más conciente de tu bella vida, podrás escribir no en él, sino en tu Mente Divina, unos estados más sagrados, más reales y más concretos, para que seas mejor luego de que termines.

Décimo paso: Ya son las 4:30 de la tarde. Solo te resta concluir con un acto que más que simbólico tiene la gran fuerza mágica de los elementos. Prepara una pequeña fogata. Sin impaciencias ni premuras sino con voluntad y amores, despídete de tu pasado, y aún de tu buen presente. Lanza aquellas hojitas que escribiste en las horas de la mañana, para que sean elevadas al cielo a través del fuego que será divino allí. Guarda en tu bolsillo aquellos papeles donde has trazado tu gran futuro, para que siempre que lo veas recuerdes lo que allí decretaste, cuando tu bella mente estaba llena de armonías.

Este retiro lo podrás hacer, además del día de tu cumpleaños, el día que desees. Te será muy provechoso hacerlo varias veces, cuantas quieras. Con él sanarás tus culpas. Ellas son las causantes de que tus dolencias emerjan y se enferme tu cuerpo. El balance de vida hará que se vayan tus soberbias, arrogancias, angustias, ansiedades, soledades, temores, inseguridades, críticas a otros y que aparezcan las soluciones a tus campos, afectivos y materiales. Al hacer el gran balance y vivirlo con mucho amor, desfrenarás el tiempo y así no sufrirás con el futuro, veras que todo se moldea en beneficio propio y en todos los aspectos que conforman tu vida.

Cuando regreses a casa será muy conveniente que termines tu día en reposo y vayas en horas tempranas a tu cama.

Que te vaya muy bien, que lo disfrutes. 

Agradecimiento a http://lacasadesirio.com por brindarnos este conocimiento tan grande y hermoso.

Si deseas y sientes que debes tener una guía personal para tu balance te recomendamos a la sicóloga Olga Betancur. http://www.olgabetancourt.com llámala que ella te puede acompañar. Es nuestra recomendada.

Un gran abrazo

Etiquetas: meditacion, balancedevida, viajeinterior, crecimiento, mision, viajerointerior

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Experiencias EKUO

Testimonios Medicina Integrativa-01

“Ekuo ha mejorado mi vida... Al iniciar el tratamiento en estilo de vida saludable vi las mejoras, no sentía necesidad de comer porque los alimentos me saciaban y además me gustaban. Esto me ayudó a ordenar mi alimentación, disfrutando de la comida”.

-BELÉN LÓPEZ

Testimonios Medicina Integrativa-02

“Llegué muy prevenida porque era algo diferente a los tratamientos que me habían hecho durante 11 años, pero a medida que vi los resultados y pasé de pesar 70 kilos a 56, entendí que la salud va más allá del trabajo físico e involucra cuerpo, mente y emociones"

-MAGDA PALACIO

Testimonios Medicina Integrativa-03

“El programa prenatal fue maravilloso porque fue una asesoría personalizada para mi esposo y yo.

Aprendí a tener un embarazo consciente y sano, a prepararme para lo que viene y a conectarme con el bebé a través de los sentidos"

-ANA HENAO

Sandra-Florez-testimonio-EKUO

“Con Ekuo aprendí a generar rutinas saludables que me permiten tener tiempo para la alimentación, el ejercicio, el trabajo, la familia y pensar en mi equilibrio mental. La meditación y las afirmaciones positivas son herramientas ganadoras para tener un día exitoso"
 
-SANDRA FLÓREZ

Síguenos

Facebook-de-EKUOTwitter-EKUOPinterest-EKUOInstagram-EKUO

EKUO-contacto-telefono-Medellin